martes, 9 de febrero de 2010

Arte metafísico u Onírico




VISITA MI GALERÍA

http://luzdearte.blogspot.com.es/

GRACIAS





ARTE METAFÍSICO U ONÍRICO

La pintura metafísica es el nombre de un movimiento artístico italiano, creado por Giorgio de Chirico y Carlo Carrà. Usando un estilo realista, pintaron imágenes oníricas de plazas típicas de ciudades italianas idealizadas, así como yuxtaposiciones, aparentemente casuales, de objetos edificios, estatuas clásicas, trenes etc.

La pintura metafísica nace en contraposición a la estética geometrizante que tanto se impugnó y desarrollo en el arte de entreguerras y Giorgio de Chirico la figura clave del movimiento y sus cuadros poseen una estética extraña, de perspectivas imposibles, de elementos simbólicos, de largas sombras, de objetos sumidos en una claridad sin atmósfera, donde todo sucede como si fuera un sueño. Consigue imponer una sensación de misterio a través de maniquíes, manos enguantadas inmersas en un mundo de horizontes lejanos y de grandes arquitecturas vacías, colosales y fantasmagóricas. A través de Nietzsche se dirige hacia una pintura de sueños, pudiendo definirse como «extrañamente nueva».

Su arte representaba un mundo visionario que conectaba de manera casi inmediata con el mundo del inconsciente, más allá de la realidad física, de ahí el nombre. Para Nietzsche existía «un presentimiento de que debajo de esta realidad en donde vivimos y tenemos nuestro ser, está escondida otra realidad diferente, una realidad que se podría aprehender en las misteriosas relaciones establecidas entre objetos ordinarios, cuando están liberados de la lógica convencional de la causalidad lógica».
La pintura metafísica proporcionó modelos imitados posteriormente con el desarrollo del dadaísmo y del surrealismo.

Esta Pintura, la metafísica tiene un origen claramente simbolista de influencia alemana, la sensibilidad poética de la misma y su irrealidad de carácter mágico caracteriza esta corriente artística. Pero sobre todo, se relaciona con ciertas tendencias filosóficas: la fenomenología de Hüsserl y Heidegger o la nueva objetividad practicada por los existencialistas (Sartre, Camus) y por Marcel Proust o James Joyce. Para ellos, un fragmento de la realidad paralizado en un momento y extraído de su contexto permite reconstruir una realidad trascendente, más allá de la propia realidad; este sería el significado de la metafísica.

Todas las cosas tiene dos aspectos: el aspecto corriente, que vemos casi siempre y que ven los hombres ordinarios, y el aspecto fantasmal y metafísico, que solo unos pocos individuos pueden observar en momentos de clarividencia y de abstracción metafísica.

Para llegar a ser verdaderamente inmortal una obra de arte debe escapar a todos los límites humanos: sólo le saldrán al paso la lógica y el sentido común. Pero una vez rotas estas barreras, entrará en las regiones de la visión infantil y del ensueño.

Chirico, entendió tal teoría como una pintura que muestra lo real más allá de lo cotidiano: una ciudad detenida en mitad del fluir temporal, lo cual permite delimitar su auténtica esencia. Para conseguir esto, el objeto real no puede ser usado, porque esto lo introduce en la dinámica cotidiana, sino que ha de ser mirado, es decir, extraído de su función: una plaza italiana está para ser atravesada. Si se la pinta repleta de gente, de puestos de flores, de animación, se la está usando. Pero si se pinta la plaza tal cual, única, lejos del tiempo y del espacio del resto del mundo, se la está mirando hasta en su más recóndita intimidad, para darle el valor absoluto que le corresponde.

La estética que resulta de esta concepción tiene cualidades oníricas, como un objeto visto en sueños como ya hemos mencionado.

La pintura metafísica surgió del deseo de explorar la vida interior imaginada de objetos cotidianos cuando se los representa fuera de los contextos habituales que sirven para explicarlos: su solidez, su separación en el espacio que se les da, el diálogo secreto que podía tener lugar entre ellos. Esta atención a la simplicidad de las cosas ordinarias «que apunta a un estado del ser más alto, más oculto» se unía a la consciencia de tales valores en las grandes figuras de la primera pintura italiana, en particular, Giotto y Paolo Uccello, sobre quienes Carrà había escrito en 1915.

Su arte, normalmente visto como una representación naturalista de las figuras, los objetos y las acciones en un espacio escénico controlado, puede también parecer misteriosamente quieto y aún así apartado del mundo ordinario; en medio de la guerra ofrecía un lenguaje poético fuerte y un correctivo a las tendencias perjudiciales y fragmentadoras dentro de la modernidad.

«Misterio» es la palabra más familiar para Chirico. Escribió: «Hay más misterio en la sombra de un hombre caminando en un día soleado, que en todas las religiones del mundo».

el movimiento, como tal, puede considerarse disuelto hacia 1920 pero sus reverberaciones se sintieron durante largo tiempo, contribuyendo tanto a los aspectos más poéticos del surrealismo, considerando los surrealistas a De Chirico como su gran modelo




GIORGIO DE CHIRICO (1888 - 1978)

Pintor italiano de origen griego

Nació el 10 de julio de 1888 en Vólos, Grecia, donde se había afincado su padre, un ingeniero italiano, inicia su formación artística en Atenas (1904-1906. Tras la muerte de su padre, en 1905, viajó a Italia y finalmente se radicó en Munich, donde permaneció hasta 1910, donde se apasiona por Schopenhauer, Nietzche y Weininger y por las pinturas mitológicas del suizo Arnold Böcklin. Se radica en París en 1911.


 Pintó paisajes urbanos como Plaza de Roma (1913) y Misterio y melancolía de una calle (1914). Mientras realiza el servicio militar en Ferrara en 1915, conoce al pintor futurista Carlo Carrà, con el que fundó la revista Pittura Metafisica en 1920. como ya sabemos. De 1915 a 1925 es aquí cuando empieza a pintar maniquíes sin rostros y naturalezas muertas en las que yuxtaponía objetos sin ningún tipo de relación, Las musas inquietantes, (1917).



Encabeza una autodenominada "escuela metafísica" y los surrealistas lo incluyen en su primera muestra de 1925. Influyó en artistas como Yves Tanguy y Salvador Dalí. A mediados de la década de 1930 volvió a Italia y adoptó un estilo más académico. Falleció el 20 de noviembre de 1978 en Roma.





PARTE DE SU OBRA PICTÓRICA
(Pincha en las fotos para no perderte detalle)



Autoretrato con la madre


Las musas inquietas


Souvenir d´ Italie


La comedia y la tragedia


Cavalli in riva al mare


Piazza d´ Italia


Canción de amor


Exposición


El mal genio de un Rey


Melancolia


El profeta



Delicias del poeta



Chirico



 Para ver su obra completa:

PARA VER ARTE VSIONARIO (PRIMERA PARTE)

0 comentarios: