martes, 2 de febrero de 2010

Aura




VISITA MI GALERÍA

http://luzdearte.blogspot.com.es/

GRACIAS







EL AURA

Cuando hablamos de aura nos referimos aureola luminosa que rodea al ser humano, pero no fue hasta principios del siglo XX cuando pudo demostrarse científicamente, tal y como ya aseguraban numerosas tradiciones, que cada organismo vivo posee un campo electromagnético al que los científicos llaman "Bioenergía", y que se trata de una energía electromagnética (al igual que la luz eléctrica, los rayos del sol, etc.) dotada de ciertos componentes biológicos (Química Orgánica) que emite distintas ondas de luz según sea su vibración.

Esta irradiación energética, que nosotros mismos emitimos como seres vivos, nos rodea permanentemente generando una luminiscencia imperceptible a simple vista que vibra a diferentes frecuencias en función de nuestro estado físico, mental y emocional de cada momento.

Esta emanación energética es particular y propia de cada individuo. Su captación o reproducción refleja el nivel energético del cuerpo y el estado interno de la persona, permitiendo de este modo interpretar de forma global su estado de salud, su estado anímico y su actividad mental en el momento presente, así como su tipo de personalidad a nivel general.

A través del aura, Podemos saber tanto aquellas cuestiones más materiales como espirituales, porque el aura está dividida en siete estratos o siete chakras.

Cada uno de esos estratos puede tener uno de los once colores del aura. Aquel color que se repita más, será nuestro color básico. Nuestro color básico es permanente en nuestra vida y sólo muta en circunstancias muy específicas. El color básico nos habla de nuestras cualidades positivas y nuestras cualidades negativas.

El aura puede estar irradiando otros colores, al margen del básico. Estos colores secundarios nos dan una pista sobre nuestro estado interior momentáneo, o una etapa determinada de nuestra vida. Así podemos saber por ejemplo, cómo estamos reaccionando a algún acontecimiento.

La cámara Kirlian es un instrumento para observar nuestra aura y su evolución, sin embargo no siempre podemos disponer de una foto Kirlian, así que hay otros métodos igual de eficaces para comprobar el estado de nuestro campo energético como el uso del péndulo, la meditación o nuestra propia vista.

Aprender a ver el aura nos puede ayudar a comprendernos mejor y procurarnos una mayor felicidad en nuestra vida.

Photo Flipbook Slideshow Maker

A fines de la década de los 60, la Dra. Hunt empezó a medir el aura de la gente, ella lo llama bioenergia humana, y encontró que contiene información relacionada con las condiciones y enfermedades fisiológicas, emocionales y del nivel consciente de una persona.

Su "descubrimiento" de que el aura existe y que contiene importante información hizo que sus propias creencias se desmoronaran, sobre todo al descubrir que el aura puede ayudarlo a uno a comprender una de las ideas mas controvertidas y cargadas del vocabulario místico de hoy, las vidas pasadas.

http://perso.wanadoo.es/getn/magiablanca/aura.htm

Desde hace tiempo se considera real la existencia de una serie de campos electromagnéticos que rodean a los seres vivos y no vivos. Muy experimentado con las plantas y empezando a ser conocido en el ser humano gracias a la famosa cámara Kirlian.

Los campos energéticos son envolturas que rodean al cuerpo en su totalidad, presentan una cierta capacidad de emisión de luz y está demostrándose que mantienen una relación directa con el cuerpo físico y con su funcionamiento.

Las auras de los seres vivos son cambiantes, mientras que las de los no vivos son estáticas. Las herramientas para ver las auras son la famosa cámara Kirlian que es capaz de fotografiarte con ella, nuestros ojos físicos a través de los conos y bastoncitos que envuelven la retina y que abundan más en la zona periférica del ojo, con el llamado tercer ojo visualizando a la persona con su aura, y a través de sensaciones o intuiciones que nos llegan de otros individuos o de nosotros mismos.

Actualmente hay un interés especial por conseguir ver las auras especialmente con nuestro ojo físico. La verdad es que cuando somos niños podemos verlas perfectamente, es un aprendizaje innato en nosotros.

Pero como se nos dice que eso no existe o que son alucinaciones o problemas de visión dejamos de utilizar esa capacidad hasta que la atrofiamos. Pero la verdad es que nos interesaría poder ver perfectamente las auras para orientarnos en nuestro estado físico, emocional, espiritual… Para ayudarnos a descubrir si tenemos algún problema, o descubrir alguna enfermedad física en alguna parte de nuestro cuerpo. También nos es útil para conocer un poco de los demás, pues consiguiendo ver sus auras podemos ver como es su estado de ánimo y si es lo que dice ser. Especialmente útil en la búsqueda de ayuda espiritual, que tendría que ser solicitada a un individuo cuya aura esté limpia y brillante...

Para ver las auras necesitamos básicamente reaprender a utilizar nuestra visión periférica, aumentar nuestra sensibilidad visual y sobre todo no bloquear la información recibida en nuestro cerebro con ideas como: no es posible, son imaginaciones mías, alucinaciones, problemas en la vista, ...Es importante que comprendamos que a veces el aura que creemos ver en un individuo es la de la ropa que lleva puesta, por ello es bueno aprender a ejercitar también las sensaciones que percibimos para compararlas con lo que vemos.

Las hay de muchos tipos y colores que están en correspondencia con el estado global del individuo. A nivel de formas algunos son los:

a) Acuoso: presenta un corte delimitado muy nítido, suele tener un centímetro, pero puede extenderse un poco más.

b) Nuboso: recubre todo el cuerpo pegado a la piel y es etéreo, suele tener 2 o 3 centímetros.

c) Acristalado: se ve al individuo como si fuera de más tamaño, rodeado de un vacío lumínico. No da sensación de sustancia. Su tamaño está entre los 2 a 4 centímetros.

d) Brillante: aparece como una bruma alrededor del cuerpo, y suele tener entre 10 y 15 centímetros.

e) Ovoide: se observa como una gran masa globular. Tamaños entre 30 y 50 centímetros.

Las capas del aura son una premanifestación de la totalidad de cada uno de nosotros, ya que cada capa corres­ponde a un aspecto distinto de todas nuestras funciones. Cada una de estas capas puede ser definida mediante diferentes parámetros:

Forma, Color, Brillo, Pureza, Densidad, Emplazamiento, Movilidad, Función

Existen siete de estas capas o cuerpos aúricos y cada una de ellas parece corresponder con un nivel de conciencia. Es preciso saber que cada capa es la expresión y la parte individual de un "campo" colectivo.

Estamos de forma permanente en contacto con nues­tro entorno, lo que implica frecuentes intercambios con el mismo. Cada capa posee una cierta independencia con respecto a dichos intercambios. Todos los pensamientos y todas las emociones presentan una proporción variable que se transmite a nuestro entorno en forma de un arco iris lleno de color.

Las capas aúricas son las siguientes:

• Aura física

• Aura etérea

• Aura vital

• Aura astral

• Aura mental inferior

• Aura mental superior

• Aura espiritual

Capas también son conocidas en forma genérica como "el aura de la salud", ya que refleja las motivaciones fundamentales de la salud física de cada uno de nosotros y el funcionamiento de nuestra personalidad.

Las emanaciones de estas capas son de gran utilidad para estudiar la salud física de cada uno de nosotros.


AURA FÍSICA

La primera capa, la más cercana al cuerpo físico, esta compuesta por minúsculas líneas de energía que siempre están en movimiento.

Quienes la perciben refieren haber vista un halo blanco azulado que sobresale del cuerpo unos 10 o 20 cm. Esto es lo que se ha llamado aura física.

Las emanaciones de esta aura reflejan las motivaciones fundamentales de nuestra salud y el funcionamiento de nuestra personalidad.

Estas emanaciones son de gran utilidad para estudiar nuestra salud física.

Esta aura física es muy brillante y densa debido a la materia física, como mucosidad y partículas de la piel, que se desprenden del cuerpo físico con la respiración y el movimiento. Estas partículas están suspendidas en un campo de energía electromagnética.

Ya que esta capa tiene la misma estructura que nuestro cuerpo físico, puede ser considerada como un espejo de nuestra armonía física.

Cuando tenemos buena salud esta capa aurica se puede ver brillante, clara y de tamaño uniforme alrededor de todo nuestro cuerpo. Cuando nuestra salud es precaria, la capa se abultara cerca de la zona afectada por la enfermedad.

Su tono azulado indica fluidez, flexibilidad y sensibilidad.

Según la tradición, esa capa aurica absorbe el prana (Energía Universal) y lo distribuye por todo el Cuerpo, razón por la cual recibe el nombre en sánscrito de Pranayamakosha.


AURA ETÉREA

La segunda capa es fluida y esta constantemente en movimiento. Su forma se asemeja al cuerpo físico del cual es una copia idéntica.

Es la transición del cuerpo fisco que surge de la energía procedente del reino no físico.

Esta compuesta por matices multicolores de sustancia fluida en perpetuo movimiento. Se extiende unos 15 cm. más allá del cuerpo físico y esta asociada a las emociones y reacciones visceral. Tiene una función de enlace entre las dos capas que la enmarcan. .

La mayor o menor luminosidad y la claridad de esta capa son indicadores de las experiencias emocionales.

Algunos estudiosos solían unir esta capa aurica con la siguiente, considerándola una sola y por eso le dieron el nombre de doble etéreo. La razón por lo que a menudo se les consideraban como una, es que ambas son muy brillantes y suelen ser las primeras capas aúricas, que perciben los principiantes.

Cuando se empieza a ver el aura etérea por primera vez se puede percibir una nebulosa azul clara o gris que sale del cuerpo. Más delante, esta parte del aura presentara colores diferentes. Desde naranjas, verdes, azules, violetas y hasta amarillos.

Cuando la capa aurica etérea experimenta su transi­ción se pueden observar una superposición de colores.

Esta capa etérea es importante para el diagnóstico de la enfermedad. Si esta es mas grave que una simple tensión muscular, el abultamiento de la capa aurica física desplazara a la capa aurica etérea de su sitio, produciendo un agujero. Y esto permitirá que entren vibraciones negativas que proceden de la capa aurica vital.

La capa aurica etérea es un indicador de lo que sucede en niveles muy fundamentales de nuestro ser. ¿Cuál es la base en la que descansan los actos de cada uno de nosotros? ¿Estamos equilibrados? ¿Estamos viviendo de una manera intuitiva? ¿Actuamos movidos por los impulsos? Todas estas preguntas encuentran respuesta al analizar los colores de esta capa áurica.

Uno de los aspectos mas fascinantes de esta capa aurica es la posibilidad de usarla para producir fenómenos visuales, a través de un médium; ya que emplean las partículas densas de su aura etérea para generar una sustancia llamada ectoplasma.

Por medio de un esfuerzo de la voluntad, podemos proyectar prana hasta los límites del aura física, creando así una especie de escudo impenetrable a cualquier influencia astral o elemental.


AURA VITAL

La tercera etapa aúrea esta estructurada con respecto a nuestro pensamiento. Compuesta por finas líneas amarillas, se dilata y resplandece cuando nos concentramos en un proceso mental.

Siguiendo el perfil de la etapa áurica etérea y extendién­dose de 5 a 15 cm., se encuentra un cuerpo muy brillante formado por líneas de energía resplandeciente que se propaga en todas direcciones.

La capa áurica vital es única en la medida en que no solo irradia energía hacia el exterior sino que también la dirige hacia el interior. EI cuerpo transporta energía del sol y de nuestro entorno, y la envía al cuerpo físico para alimentarlo.

La capa áurica vital es de gran ayuda para diagnosticar la intensidad de una enfermedad en una zona determinada.

Las zonas afectadas por la enfermedad están vacías de energía vital. Esto hace que las líneas de energía, normalmente rectas, se inclinen hasta tocar la parte mas profunda de esta capa aurica, de un modo caótico y desordenado. La confusión de estas líneas resplandecientes no solo indica un descenso en la energía que entra en la zona del cuerpo físico, sino que además inhibe el flujo de energía. Sin un flujo de energía vital, los tejidos em­pezaran a degradarse o atrofiarse.

En casos de trastornos aúricos graves, la capa áurica física se abultara desplazando a la capa áurica etérea, produciendo con frecuencia un agujero, el cual afecta a la capa áurica vital, y provoca la inclinación de las líneas resplandecientes.

La capa áurica vital toca la capa áurica astral o emotiva y se extiende en mementos de gran vitalidad. Esta relación es de gran importancia porque la capa áurica vital actúa también para absorber los trastornos emocionales, llevándolos a las capas mas profundas del aura y enviándolos al vértice de energía (chakra) apropiado, ya que cada chakra se .relaciona con un determinado tipo de energía.

Cuando nuestra vitalidad se reduce nos sentimos agota­dos, esto se traducirá en una gran disminución de tamaño de la capa áurica vital. El resplandor se debilita y resulta difícil de apreciar. Es en este aspecto, que presenta la capa áurica, cuando su resistencia es menor y la enfermedad tiene oportunidad de entrar en el sistema físico.

Dada su proximidad con la capa emocional, la capa aurica vital es un buen indicador de lo que ocurre en el área de la personalidad. Las líneas resplandecientes de esta capa llegan a la mente de los demás, dando una idea de nuestra personalidad o carisma. 

Los colores son importantes en lo que respecta al examen de la salud y la personalidad. EI tono, el brillo, la claridad y otros factores forman parte del análisis.

Debemos tener en cuenta que las capas aúricas físicas, etéreas y vitales son muy flexibles. .

Al igual que el cuerpo físico, las capas aúricas pueden soportar daños de abusos constantes antes de quedar permanentemente dañadas.

En contra de los algunos creen, el aura se recupera de la enfermedad o el abuso de drogas. Con el tiempo y tratamiento, el aura logra recuperarse en la mayoría de los casos. Esta curación no solo se refiere al problema físico, sino también a los trastornos del aura, tanto emocionales como intelectuales.

Las dos capas áuricas que siguen muestran elementos presentes en la salud emocional y mental en cada uno de nosotros.

Las capas anteriores presentan una composición bas­tante más densa comparada con las capas que siguen, las cuales muestran una estructura más sutil y en consecuen­cia resultan más difíciles de ver, aun cuando se trate de alguien con gran experiencia.


AURA ASTRAL

La primera de estas capas es la capa aurica astral, la cual suele ser la mas grande y tiene una forma de ovoide que se asocia con el aura. Esta capa, como la segunda, es fluida y dinámica, y esta compuesta por matices multico­lores, pero con tonos mas luminosos en los que predomina el magenta.

EI tamaño de esta parte del aura oscila entre 10 cm. y 1 m. Su anchura, es por lo general, de aproximadamente 60 cm. desde el exterior de la capa áurica vital.

La capa áurica astral se forma con las emanaciones del cuerpo astral que es donde almacenamos la información de nuestra vida pasada y presente.

La existencia de esta capa áurica ha sido objeto de controversia debido a su naturaleza sutil y filosófica.

Mientras que hay muchas personas que son capaces de ver las capas áuricas más densas, sólo un reducido grupo de personas pueden percibir la capa áurica astral.

La mayoría de los que trabajan con la capa áurica astral la "ven" con su visión interna. La capa áurica astral suele ser el primer sitio donde las experiencias de bueno y malo producen efecto.

Las formas de pensamiento negativas afectan la constitución de esta capa áurica, formando aristas duras y colores sucios, y cuyo tamaño puede ser desde una uva grande hasta una pequeña semilla.

Esta forma de pensamiento comienza a irritar las líneas resplandecientes de la capa áurica vital, produciendo una disminución de su tamaño.

Al debilitarse de este modo la capa áurea vital, se crea un agujero por que la forma de pensamiento puede atacar a la capa áurica etérea.

Hay personas que llevan formas de pensamiento nega­tivas durante mucho tiempo y pueden permanecer activas en la capa áurica astral durante un momento, muchos años y hasta varias vidas.

Cuanto mas se prolonguen y mas fuertes sean, mas claro harán a los sistemas físico y emocional.

En un estado ideal de salud emocional, la capa áurica astral tiene un color azul brillante o un azul humo. Esta capa se puede percibir en las personas que tienen un estado emocional ideal y que transmiten tranquilidad a su alrededor.

Las capas áuricas astral y mental inferior se pueden unir a la de las demás personas que los rodean. La felicidad, el temor, la ira y la tristeza pueden ser enormemente contagiosos.

Nuestras emociones y las de los demás pueden conver­tirse en otro factor importante de contaminación ambiental,

O puede ser una forma de energía positiva que mejoren nuestra vida y en consecuencia el mundo.

Si hay rabia o cólera, en la capa áurica astral suele percibirse en forma de pequeñas astillas de un color rojo intenso.

La depresión en la capa áurica astral suele aparecer en forma de pequeñas nubes negras de diferentes densidades, según el grado de aflicción. La tristeza se preserita como un humo fino, negro o gris.

En el aspecto positivo, el naranja indica el equilibrio y la armonía en la capa áurica astral.

Este color naranja se crea para ayudarnos a combatir la depresión, la ira o la tristeza, y es gracias al esfuerzo del consciente o inconsciente que se puede luchar contra las viejas formas del pensamiento alojadas en nuestro campo emocional.

El color no es el efecto sino la manifestación visual del proceso, como lo son todos los colores del aura.

Existen otros indicadores positivos, como son el brillo y la claridad del color.


AURA MENTAL INFERIOR

La quinta capa establece la diferencia entre el pensa­miento cotidiano consciente (mental inferior) y el Ser Superior. La capa áurica mental inferior muestra la capaci­dad de una persona en el plano consciente o intelectual.

Cuando se posee un buen dominio de la capacidad intelectual esta capa áurica es brillante y ancha, normal­mente de 4 a 20 cm. de anchura, sobre todo en la región de la cabeza. Esta capa suele ser, casi siempre, de color amarillo claro cuando se goza de buena salud mental.

La capa áurica mental inferior se confunde a menudo con la capa áurica, ya que ambas comparten el mismo espacio solo cuando la mente es muy activa, o cuando el pensamiento consciente puede separarse de las emanaciones, es cuando se puede ver el destello amarillo fuera de los límites de la capa áurica astral.

Si en la capa áurica hay manchas rojas estas denotan sentimientos de ira. Estas manchas que se generan en el cuerpo emocional, entran en la zona del pensamiento consciente y dificultan los procesos que allí tienen lugar. Si se ven nubes negras en esta capa indican depresión.

Cuando existen problemas de tipo mental, esta capa se muestra asimétrica. En ocasiones, la mitad de la capa áurica es muy ancha, en tanto que la mitad restante es estrecha y encogida. Otras veces uno de los ciclos es oscuro y sucio, mientras que el otro es claro y brillante.

Aunque la capa áurica mental inferior los muestra el estado de equilibrio entre las emociones y el intelecto, para diagnosticar la salud mental de cada uno de nosotros es importante considerar el aura entera.

Tal vez algún día desaparezcan las limitaciones en cuanto al diagnóstico por medio de la observación del áura y se pueda ayudar a la humanidad para que tengamos una mejor salud física y mental.

Una de las características del aura humana es su división en dos cuerpos de energía separados. No se refiere con esto a las divisiones que hay en cada una de las capas, sino de dos formas distintas y separadas, una de las cuales rodea al cuerpo fisco y la otra se muestra, sobre nuestra cabeza, encima de la primera.

Los cuerpos áuricos inferiores están formados por cinco capas. Los cuerpos áuricos superiores constan sólo de dos capas.

Ocupan desde unos centímetros por encima de la cabeza hasta 15 m por encima de cada uno de nosotros.

Un factor determinante para la localización de los cuerpos áuricos superiores es el comportamiento de cada uno de nosotros. Si tenemos poco interés por la vida espiritual, los cuerpos áuricos se alejaran de nosotros y si por el contrario, evolucionamos rápidamente, los cuerpos áuricos superiores se acercaran, ya que necesitamos gran cantidad de energía superior. La separación de estas auras es provocada por la incapacidad del cuerpo fisco para soportar el poder y la intensidad de las energías superiores.

Quienes han podido llevar el aura superior hasta el aura inferior durante determinados períodos de tiempo, o incluso durante toda una vida, han recibido títulos diferentes santo, buda, profeta, sabio, iluminado, gurú, maestro, cristo.


AURA MENTAL SUPERIOR

EI borde exterior del aura superior suele ser de color violeta con una franja azul oscuro en la parte interior. Dada su energía, este cuerpo vibra con una frecuencia difícil de apreciar por el ojo humano y por lo tanto sólo se puede ver una parte de este cuerpo, que en forma de medialuna, esta dispuesta transversalmente sobre la cabeza. Suele medir unos 60 cm. lado a lado.

La capa áurica mental superior contiene las energías que generan la capacidad de nuestra mente superior. Es nuestro vínculo con nuestro origen. Es la morada de nuestro ser superior y nos proporciona la información mas amplia que la que nuestro cerebro es capaz de crear a partir de la experiencia diaria. También que se concen­tra la suma total del Conocimiento Universal. Es esta capa la que utilizan las personas con poderes psíquicos.

Esta capa áurica, en forma de medialuna, es de gran importancia en el estudio y análisis del aura, ya que demuestra nuestra capacidad para usar energías superiores y el grado de desarrollo espiritual que tenemos, y lo que en potencia podemos llegar a evolucionar


AURA ESPIRITUAL

Contenida en la capa mental superior, es el núcleo del aura superior y recibe el nombre de aura espiritual. Se le ha descrito como una luz blanca nacarada radiante e inimaginable. Sólo por medio de la visión interna es posible saber que está ahí.

Este lazo que nos une a EI, al Origen. Es aquí donde se manifiesta la forma más alta de energía del mundo físico.

Toda la Energía Universal que usamos en nuestra vida es enviada desde este cuerpo.

Rara vez empleamos todo su potencial, la cual es procesada al entrar al chakra de la cabeza. Aquí la energía pura es transformada en las partes de energía específica que necesitamos para satisfacer nuestras necesidades. La energía alimenta los siete cuerpos sutiles y luego es envia­da a las diferentes capas del aura inferior.

Gracias a que la energía es procesada, no nos sentimos abrumados por las intensas propiedades de la energía.

Ya que vivimos en un mundo tan denso y de vibración lenta el aura espiritual necesita separarse de las capas inferiores. Pero debemos tener presente que el aura superior está próxima a nosotros para tirar inconscientemente de ella y continuar nuestro proceso evolutivo,

Cuando llegamos a la punta del "ser" en el que tomamos conciencia de nuestro lazo con el universo, cuando perci­bimos la Luz y el Amor en todo lo que existe, cuando sentimos que formamos parte de ese Arco iris maravilloso y sabemos que somos uno con él, entonces es cuando hemos rozado este nivel del aura.

http://www.espectral.com/El%20Aura/diversos.htm

Todas estas formas se pueden visualizar en el ser humano, pertenecen de forma natural a él. Únicamente varían en su color, tamaño y brillo dependiendo sus características. Los colores son fundamentales y aparentemente nos dan una pequeña descripción del individuo. Suele haber dos colores básicos que indican la tendencia general del individuo, así como luego hay varios añadidos o localizados que indican la tendencia momentánea de la persona.

Los colores normalmente van asociados a las sensaciones que percibimos.
Cada color básico tiene un matiz, y cada matiz tiene un significado diferente. Con gran frecuencia, una capa del aura presenta dos, tres y basta cuatro colores diferentes.
Algunos de estos colores aparecen superpuestos al color predominante de la capa áurica, y otros aparecen diseminados aquí y allá por todo el cuerpo áurico.
Los colores que se aprecian en el aura son distintos a los colores del espectro con que estamos familiarizados, ya que los colores áuricos son traslucidos, transmiten la sensación de que están vivos y a veces tienen textura.


Rojo

Para empezar desde la base de la escala de colares, esta el rayo rojo, que esta considerado como el color fisco predominante. Es el primer color primario y en la sim­bología antigua representa el cuerpo, la tierra y el infierno.

Se trata de un color de vibración inferior que repre­senta el elemento animal, la experiencia de los sentidos, todas las casas físicas y el pensamiento materialista. El rojo es el símbolo de la vida, su presencia denota fortaleza y vitalidad.

Una voluntad poderosa. Generalmente poseen una perspectiva materialista de la vida y suelen manifestar una naturaleza muy ardiente y amorosa.

El rojo denota las más profundas pasiones humanas: amor, valor, odio, rencor.

Los matices del rojo señalan cualidades diferentes. Los tonos oscuros intensos, manifiestan una tendencia al egoísmo, mientras que los nebulosos indican codicia y crueldad. Los rojos brillantes y claros son los mejores del grupo: revelan generosidad y ambición.

Cuando el color rojo predomina en el aura, denota una naturaleza fuerte y dominante, el tipo que solemos llamar "personalidad magnética", que se reconoce en pioneros y en dirigentes de empresas audaces.

EI car­mesí indica una propensión a la sensualidad, las pasiones y los deseos más bajos, mientras que un escarlata subido señala lujuria. Un carmesí intenso mezclado con negro revela que se trata de un individuo de naturaleza sensual baja, cuya mente se halla bajo el dominio de las pasiones animales.

Relacionado con un individuo que le da mucha importancia al mundo material, al mundo físico, a la vida desde ese punto de vista. Es muy pasional y desarrolla las típicas cualidades como el valor, la fuerza, el odio… relacionadas con una gran vitalidad. Cuanto más apagado o sucio sea estas cualidades serán negativas. Si es brillante y limpio serán positivas.

Rojo Intenso: Realista, Terrenal, Activo, Físico, Enérgico, Sencillo, Humilde, Escéptico.
 Activo, Enérgico, Vital, Competitivo, Emprendedor, Sexual, Apasionado, Escéptico.
Rojo rosado: Cariñoso, Sensible, Tierno, Artista, Emocional.


Naranja

El anaranjado es otro color que genera actividad. Se trata de una mezcla equilibrada del rojo (lo físico) y el amarillo (lo mental). Este es el color más común en las auras.

Energía, vitalidad, equilibrio, y armonía. Estos individuos desarrollan plenamente la fuerza vital. Si es un naranja sucio, apagado o pastoso de tipo marrón serán cualidades muy negativas, como egoísmo materialismo, avaricia, ... Cuanto más se acerque al naranja puro y limpio más evolucionada espiritualmente será la persona. Creativo, Aventurero, Valiente, Activo, Artista, Sensual

Anaranjado-Rojo: Confianza en sí mismo, Creatividad física, Sexual, Emprendedor.

Anaranjado-Amarillo: Analítico, Racional, Inteligente, Activo, Detallista, Perfeccionista.


Amarillo

Es el color del intelecto y cada matiz o tono amarillo indica un tipo de capacidad o expresión del intelecto, desde la destreza de un amarillo mostaza, a la elevación del pensamiento de un amarillo claro o la timidez de una amarillo rojizo.

EI color amarillo, excepto cuando posee matices tur­bios y oscuros, es un buen aspecto en el aura. Los matices dorados denotan particularmente las cualidades del alma y las fuerzas astral-mentales.
El amarillo simboliza el pensamiento y la concen­tración mental.

Los rayos amarillos son de los más benéficos, pues poseen el poder de disipar el temor y la preocupación. Tienen un elemento tónico que es valioso en algunos trastornos nerviosos.

Este color aparece en las auras de personas brillantes y optimistas, rodea a personas que son inteligentes y capaces, especialmente en asuntos de negocios.

Ciertos tonos opacos de amarillo que aparecen en el aura indican la inutilidad de algunos personas, aquellas que se pasan las horas de ocio soñando en visiones sin objeto o fantasías infructuosas. Esas personas no son optimistas sino soñadoras.

Como regla, el amarillo tirando a dorado descubre un alma que esta adquiriendo cualidades espirituales.
Cuando el amarillo aparece en el aura en combinación con otros colores, junto a ellos o superpuestos, se presu­pone una participación mental consciente en el proceso que tiene lugar en la zona.

Si una de las capas del cuerpo aurico vital se muestra de un color verde brillante y al observarla se descubren algunas manchas amarillas, es posible determinar enton­ces que la persona se encuentra llena de fuerza y vitalidad.

Son estimulantes tanto para la salud como para la mente.

Está relacionado con una buena salud mental y de pensamientos. Son individuos que viven la vida con alegría y pensamientos ligeros, pausados y muy buenos. Tiene mucho que ver con el desarrollo del intelecto. Si es apagado, o sucio las cualidades serán negativas, quizá una mente perversa o estresante. Cuanto más puro y limpio sea el amarillo más buena persona es uno.

 Creativo, Inteligente, Juguetón, Optimista, Alegre, Divertido.

Amarillo-Verde: Comunicativo, Creativo con el Corazón, Mental, Práctico.


Azul

El azul representa la inspiración, es el color espiritual.

Hay azules que representan la mayor de las capaci­dades intuitivas y azules que indican la más profunda melancolía.

La presencia de mucho azul en el aura significa una naturaleza artística y armoniosa, así como comprensión espiritual.

Un azul brillante de nota seguridad y confianza en uno y la posesión de un carácter más positivo que el de aquellos cuyas auras irradian tonalidades más pálidas de azul.

Las personas con una buena porción de brillante azul son, por regla general, amigos fieles y de carácter sincero.

Los matices mas oscuros de azul muestran cualidades espirituales. La presencia de Índigo en el aura indica un alto grade de espiritualidad, integridad y profunda sinceridad.

La sabiduría y la santidad están representadas por auras azul oscuro, y ciertos matices de azul pálido indican idealismo.

En las capas del aura representa diversos grados de intuición. Cuando se encuentra en la capa áurica etérea, la intuición es fuerte y, can frecuencia, inconsciente.

Las personas con poderes psíquicos, muestran este azul en muchas zonas del aura.
Otro azul muy común es el azul claro, el cual representa un proceso de estudio. Aprender algo que es importante para su desarrollo.

Es el color óptimo para la capa áurica astral porque el azul cielo aparece por todas partes, la persona se encuentra en un momento de excelente salud emocional.

Sinceridad, amigabilidad y confianza en uno mismo. Está relacionado con la espiritualidad y con los conocimientos profundos. El azul índigo presenta una gran espiritualidad, mientras que los sucios o apagados pueden derivar en melancolía, depresión… El azul marino está muy relacionado con la capacidad de introducirse en el conocimiento profundo y místico.

 Cuidador, Sensible, Cariñoso, Intuitivo, Emocional.

Añil: Intuitivo, Sensible, Artista, Espiritual, Idealista, Conciliador.

Turquesa: Curandero, Terapeuta, Sensible, Paz, Tranquilidad, Compasivo. Indica un desarrollo orientado positivamente.


Verde

EI verde es el color del crecimiento
EI crecimiento, la renovación, la vida que surge de la muerte
La presencia del color verde en el aura, con excepción del verde olivo y otros matices oscuros es una buena señal.

En general, individualismo, regeneración, energía y previsión.
Es el símbolo del ego. El rayo verde gobierna el crecimiento individual
Las personas que han alcanzado prosperidad y éxito en la vida muestran invariable mente fuertes tonos de verde en sus auras.

Un verde brillante, claro, aparece en auras de personas que son naturalmente animosas, versátiles, consideradas y adaptables. Representa la liberación de cualquier sujeción, la independencia y una vida nueva.
El verde hierba, mezclado con una pequeña cantidad de luz blanca, da un hermoso verde pastel que indica un pacífico proceso evolutivo.

EI verde con un poco de azul oscuro representa la existencia de un proceso de desarrollo o crecimiento. La gente envidiosa o celosa presentara un verde oscuro sucio en las capas auricas astral o mental inferior.
El verde es un color que tiene vibraciones que son extremada­mente refrescantes para el alma.
Los aspectos negativos del verde son la envidia y los celos, indicados por un matiz oscuro, y el engaño y la traición señalados por el verde olivo.

En general indica tranquilidad, calma, sosiego, reflexión... Es un color muy bueno pues describe a un individuo preparado para afrontar lo que sea, con confianza en la vida. También describe a un individuo con una gran capacidad creativa y mental. Perfecto para sanadores. Si es sucio o pastoso indica todo lo contrario.

Verde: Sociable, Comunicativo, Quiere a la gente, a los animales, la naturaleza.


Violeta

Raramente se ve en el aura ordinaria.
Índigo mezclando azul oscuro (el conocimiento ilimitado) con rojo vivo (actividad) se obtiene el violeta. Por lo tanto el color que resulta de la actividad espiritual en el aura es el violeta.

Es el color mas espiritual, ya que contiene la espiritualidad del azul sumada a los elementos de vitalidad y poder del rojo.

Es el color del iniciado y del adepto. En realidad, apenas si pertenece al plano terrenal, ya que es propio de la alta esfera de los seres espirituales.

Por mucho tiempo ha sido considerado el color regio: del poder y la influencia
Su presencia en el aura revela grandeza y mereci­miento. La gente destacada por su amor desinteresado y su sabiduría irradia hermosas tonalidades de violeta.

Que representa el conocimiento ilimitado.

Este color sale pocas veces en el ser humano y en pocos individuos ya que describe una inmensa espiritualidad, digna de un maestro. Indica el amor incondicional a todos y todo. Y es característico de un individuo muy evolucionado espiritualmente.

El violeta ocupa el lugar numero tres en la escala espiritual del color. EI numero uno es el blanco, y el dos es el oro.

Los matices mas azulados son señal de trascendente idealismo.


Violeta: Activo, Enérgico, Intuitivo, Artista, Sensual, Futurista, Idealista, Emocional.


Lavanda

En el grupo de los violetas es importante no omitir el color lavanda, el cual resulta de la mezcla del blanco con el violeta. Es el color de la energía dominante y se llega a percibir en el chakra coronario.
Imaginativo, Visionario, Soñador, Etéreo, Sensible.

Índigo: Es un azul oscuro que se acerca al violeta. Indica una mezcla de intuición y espiritualidad.
El sexto chakra esta relacionado con este color y sirve para estimularlo.


Marrón

El color marrón no es muy común casi siempre se encuentra mezclado.
Indican la existencia de una influencia negativa en el aura.

Son característicos de una personalidad exce­sivamente materialista y egoísta, que se preocupa solo por si misma.

No todos los marrones sean un factor negativo en el aura. El marrón chocolate denota afinidad con la tierra y el marrón oro, simboliza la laboriosidad.

El color marrón denota capacidad para la organización y la administración.
Es el color del hombre de negocios.

No esperemos fuertes sentimientos o tendencias emo­tivas en las auras matizadas Marrón.
Es el punto de partida de la ambición y el poder, material y comercial, y de la perseverancia para lograrlo.
Moteado de verde indica egoísmo, mientras que el tono más luminoso señala avaricia.


Rosa

Un aura de color rosa de nota un carácter tranquilo, refinado, modesto.

Se manifiesta con frecuencia en sujetos que gustan de la vida tranquila en un ambiente bello y artístico.

Aura rosada mostraran una grande y duradera devoción.

EI rosado fue considerado como un color místico

Es el color que roza la mística, la belleza, el refinamiento de espíritu. Esta aura describe a individuos tranquilos que se conforman con el disfrute de la vida cotidiana. También es el color de la fe y la devoción pura. Perfecto en artistas.


Oro

Color metálico reflector característico del metal dorado. Este hermoso color tiene un brillo especial cuando aparece en el aura.

Este color esta presente en las energías guías y en los chakras. Su fuerza y naturaleza reflejante ofrecen protección y pureza, y sus altas vibraciones limpian y purifican. Las propiedades purificantes del oro se pueden utilizar en la visualización para limpiar los chakras y el aura.

Es otro color tremendamente espiritual por excelencia. Es raro encontrar a alguien cuyo color básico sea el oro, pues sería un verdadero maestro. Describe a un individuo en contacto con las energías divinas.

Dorado: Sabiduría Conocimiento Interno, Mente Espiritual, Pensador.


Plateado

El plateado es un color metálico y reflector que tiene cualidades protectoras.

El color plata estimula los procesos de los colores que lo rodean. Casi siempre se percibe este color en las energías gulas, las cuales nos proporcionan las energías necesarias para salir adelante.

Un aura veteada de plata indica carácter constante, animoso, pero no confiable. La tiene gente versátil, activa y agraciada en las cuestiones relativas al movimiento, el lenguaje, los viajes, etc.; son las que frecuentemente se dedican de modo superficial a todos los oficios y profesiones, pero sin ser expertos en ninguno. Se espera debilidad, inconstancia y humores cambiantes donde el color plata predomina.


Gris

Es un color que suele representar aspectos negativos.

Quienes tienen este color, normalmente en la capa mental inferior y astral, son muy convencionales y carecen por completo de imaginación.

Se muestran fríos y duros hacia el mundo exterior.

Las personas con un amor innato por las reglas y la formalidad, de mente burocrática, tienen varios matices de gris en sus auras. Su presencia indica falta de imaginación o tendencia a la estrechez mental; un gris muy opaco puede interpretarse como mezquindad y torpeza.

Algunos autores consideran que el gris denota un profundo poder de concentración y perseverancia, las personas de aura gris son muy persistentes, e afanosas que no dejara nunca tarea sin terminar. Entre esta gente encontramos al solitario y a las personas a quienes les gusta vivir a su manera.

El gris es uno de los colores característicos de la de­presión. El color gris suele ir acompañado de motas rojos de ira y nubes negras de depresión.

Negro

Cuando se habla del negro en el aura, lo que se esta describiendo en realidad es una zona en la que no hay luz, como si fuera un "agujero negro" en el aura.

Cuidado porque, hablando con exac­titud, no se trata de un color sino de la ausencia de color.

Desde siempre el negro ha sido asociado con acciones malas y oscuras: su presencia en el aura es siempre negativa.

Es símbolo del odio, la discordia y los males pensamientos. Aquellos de los más deplorables seres a quienes llamamos almas perdidas tienen un aura negra que de nota la perdida o negación de todo lo bueno.

En las almas diabólicas y depravadas se ve brillar el aura con un rojo carmesí mezclado con negro, que señala la más horrenda combinación de maldad que se conoce.

Cuando se combina el negro con otros colores del aura os influye negativamente, así un aura oscura y turbia denota mala salud.

Blanco

Es el color perfecto, hacia el que tendemos todos. Si viviésemos en completa armonía, todas nuestras vibracio­nes cromáticas se mezclarían y tendríamos un aura del blanco más pura.

Blanco: Espiritual, Trascendente, Dimensiones Elevadas, Sanador, Conectado al Universo.

Es el color por excelencia de la armonía, espiritualidad... Es ese brillo y esa luz que transmite una inmensa calidez y amor. Esto es así porque contiene todos los colores y por tanto todas las vibraciones. En su vertiente negativa encontraríamos el gris, síntoma de un individuo superficial, agobiante, y poco tratable.

También es el característico de las depresiones. Muy dirigido por los aspectos más negativos de la mente. Y el caso más radical sería el negro. El negro más bien alude a un aura falta de luz, se describe así a un individuo de muy baja evolución lleno de odio, rencores, venganzas, malicias...

Suele ser natural que durante nuestra vida tengamos momentos en los que sufrimos todos los colores excepto los más positivos como los más negativos que describen a un grupo de personas reducido en el mundo. Por lo general es normal tener el verde, rojo, amarillo, azul... dependiendo de nuestro estado de ánimo, de nuestros pensamientos e ideas. Pero aun así es inevitable que existan esos dos colores de base que suelen perdurar más en el tiempo y que van en relación con el desarrollo evolutivo del individuo.

Pero por si esto fuera poco, además existen una serie de disfunciones o rarezas que pueden aparecer en los campos energéticos de diversas maneras y que suelen indicar algún problema o enfermedad… Aquí te comentamos algunos:

1. Vacíos: son vacíos energéticos en alguna parte del cuerpo.

2. Franjas: bandas que se aprecian a través de la piel, posiblemente relacionados con el sistema nervioso y muscular.

3. Adornos: son pulseras, tobilleras y collares que pueden aparecer "decorando" esas partes del cuerpo, parecen emitir algo especial.

4. Grietas: el campo energético aparece roto.

5. Chorros: son emisiones energéticas que terminan en punta y que generalmente coinciden con zonas de dolor.

6. Montañas: prominencias salientes en el campo energético normal. También en relación con dolores intensos.

Lo que está muy claro es que todavía es un campo en el que hay mucho por descubrir, por determinar y por asegurar. La mayoría de las veces son conjeturas más o menos demostradas, pero sin una absoluta fiabilidad. Poco a poco se va tomando conciencia de que es un campo importante y se empiezan a hacer estudios más serios.

 



http://www.weblioteca.com.ar/textos/mente/elaura.htm